jueves, 4 de agosto de 2011

ESTHER ANDRADI

..
ESCRITO EN LA PIEL
..
Estaba escrito en mi piel que un día iban a descubrirme. Pero ellos, incapaces de leer los mapas, tardaron años en darse cuenta que lo comestible de mí no eran las flores ni las hojas ni el tallo sino mi raíz, el tubérculo. Pero igual: era Europa, y yo había dado la vuelta al mundo.
Reyes y ejércitos se rindieron a mis pies, literalmente, porque sólo accedían a mí de rodillas sobre los campos. Los indios conocían todos mis parientes, varios centenares y de todos los colores y gustos, porque en casa siempre fuimos promiscuos, gracias a dios.
Ahora la tecnología me quiere reducir a un par de primos, de piel amarillenta y despintada, sosos,  en una norma de laboratorio. Pero yo, que estuve en todas acá abajo, sueño con conocer el universo y no les voy a dar con el gusto.
..
No soy ninguna papafrita.
..

..
LAS HOJAS MUERTAS
..
I
..
El dinero ¿fue árbol? ¿De qué especie están hechos los billetes? ¿De frutales o robles?
..
¿O será ése el secreto árbol del conocimiento y dios el gran banquero?
..
II
..
Más respeto, que mañana cada hoja mía puede ser un euro, dijo ese árbol cuando le pasé al lado.
Verde. Como un puñado de dólares.
..
III
..
Las acciones se van al purgatorio. Las hipotecas al Infierno. Sólo el Paraíso es para los billetes: allí se vuelven árbol del conocimiento, y la serpiente se caga de risa.
....

..
MEMORIA CAFUNÉ
..
Siendo pequeña intento distraer a mi madre de su trabajo.
Sólo necesito que me mire, pero ella lava.
Aferrada a su falda, no puedo controlar mis piernas y me abro la frente al chocar violentamente contra la piedra del lavadero.
Sangre, grito, miedo, llanto.
Me queda una cicatriz, que con los años, se ha ido ocultando bajo el cuero cabelludo.
Cada vez que nos vemos, mi padre me acaricia la cabeza hasta encontrarla. Me recuerda los efectos colaterales del deseo.
..
....
.Esther Andradi es escritora y periodista argentina, reside en Berlín. Ha publicado testimonio, cuento, poesía, ensayo y novela, y editado diferentes antologías: Miradas sobre América. Crónicas de viaje, exilio y migración es la más reciente. Además, escribe entrevistas y reportajes para diferentes medios de prensa de América Latina y Europa (La Jornada Semanal y Letras libres, México; El País Cultural, Montevideo; Aurora Boreal, Dinamarca, entre otras). Es autora de la novela Berlín es un cuento, y del dossier Lo pequeño es grandioso, una introducción al microcuento argentino en la revista alemana ILA (2010).
Estos microrrelatos inéditos forman parte de un libro en proceso de gestación, titulado De bichos y otras yerbas.
..
 * Los cuadros son de Eko Nugroho y Matthias Weischer.
..

10 comentarios:

Antonio Candela dijo...

Esperamos tenerte en la Primera Semana de la Literatura Americana que realizamos entre el 23 y 30 de setiembre del presente año, en Hamburgo Alemania
Saludos
Antonio Candela

Rosana Alonso dijo...

Creo que muestra Esther en estos tres micros registros muy distintos.
El primero es irónico y divertido, pero no deja de ser una crítica al colonialismo impuesto en forma de alimentación basura, o como transformar alimentos saludables en otrao cosa.
El segundo es como una fábula igualmente crítica y con su puntillo ácido.
Y el tercero sencillamente, me ha gustado mucho. Y la frase que lo cierra podría ser en sí misma un título y hasta otro micro:
efectos colaterales del deseo...

Saludo a navegante y Capitán.

Fernando Valls dijo...

Antonio, no estaría mal que en el enlace de tu blog, apareciera el programa de la Semana de la Literatura America en Hamburgo. Saludos.

Casimiro dijo...

Escrito estaba,
no en las hojas
muertas,
en la piel
de tu memoria,
cafuné.

Algún hilo debía haber...

Gemma dijo...

Yo tampoco creo que sea una papafrita cualquiera. Con ese poderío que muestra, nadie puede llevarse a engaño.

La serie del árbol del conocimiento me parece muy beneficiosa y productiva...

En cuanto a esa niña con cicatriz, qué sería de nuestra memoria sin ellas.

Me han gustado mucho, querida Esther.
Un abrazo grande

Miroslav dijo...

BBB
Blog bello como una manzana roja que se ha guardado para el invierno.
Bravo por este lindo paseo por lugares remotos.
Buenas las micros. Me sonríen como aún nos sonríen las uvas del Paraíso.

Miroslav
Von Buenos Aires ein dankbarer Freundesdichter und Koch.

Esther Andradi dijo...

Gracias por la mirada sobre estos micros, por el hilo, por la cuidadosa lectura. Y gracias a Fernando por invitar estos inéditos a La nave, para mí un gran placer, un abrazo!!

Ricardo Bada dijo...

Y yyyo, como buen yyyoyyyega, yyyego de últimas. a la vó de aúra y se jué, pero es que estaba ayyyudando en lalamacén a mi amigo Manolito. Con las papas. Y en esas yyyegó la Mafalda con el Guiyyye y nos chamuyyyó que la deuda estherna andaba en el bló del Fernando Valls, y prendimos la pantayyya y la leímos, che, que si la leímos, qué güeno que diserta la piba, la pucha digo, y eso que es de Ataliva, imaginate si yyyega a ser de un sitio sivilisao. Qué lo parió, Mendieta.

Antonio Tello dijo...

Esther, tus micros son ingeniosos e imaginativos y tienen una sutil tensión narrativa. Un abrazo

Beatriz Abelleira dijo...

Querida Esther: Te agradezco que me convoques para compartir éstos, tus textos, que nacen de tu alma poética, tierna, que destila su humor tan "en serio". En ellos afloran tus voces inquietas, escrutantes de la paradójica relación entre la naturaleza materialista y el espíritu que no cede.
Y cierro con una demanda: ¡quiero más!